Noticias

16

Jul 2019

Un mundo sin chocolate, café, papa y pes – los alimentos que pueden desaparecer con los cambios climáticos

Publicado por

Es posible que tengamos que decir adiós a algunas de nuestras comidas y bebidas preferidas por culpa de los cambios climáticos.

Con las transformaciones en los padrones de temperatura de la Tierra y la a ocurrencia cada vez más frecuente de eventos climáticos extremos (ondas de mucho frio, calor, tifones y huracanes), siembras, peces y animales podrán morir.

¿Más cuales alimentos comunes en nuestro día a día corren más riesgo?

Café y té

Aproveche bien su café puro de toda mañana, porque el pronóstico para eso producto no es de los mejores.

Por causa del calentamiento global, la tendencia es que, hasta 2050, el área con suelo propenso a la siembra de café sea reducida por la mitad. En el ritmo actual de polución, hasta 2080, varios tipos de café deberán ser extintos.

La Tanzania, uno de los principales exportadores de café, ya vio su producción cair por la mitad en 50 años.

Si usted piensa que puede escapar de esa crisis cambiando café por te, científicos de India tienen malas noticias sobre esa estrategia.

Las monzones que alimentan las siembras de té en Asia tienen aumentado en intensidad, afectando el sabor de las hojas. Prepare, por lo tanto, su paladar para tés más aguados y menos sabrosos en un futuro próximo.

Chocolate

El chocolate es un victima inesperada del calentamiento global. El cacao adora altas temperaturas y abundancia de humedad. Pero ello ama aún más la estabilidad. Siembras de cacao son tan “exigentes” cuanto las de café.

Cualquier cambio en la temperatura, en el volumen de las lluvias, en la calidad del suelo, en la exposición a la luz solar o en la velocidad del viento puede tener un impacto devastador en la siembra.

Productores de Indonesia y de África ya comenzaron a cambiar sus negocios, abandonando las siembras de cacao por opciones más resistentes, como palma aceitera y cauchos.

En 40 años, Gana y Costa de Marfil podrán vivenciar un aumento de dos grados en la temperatura. Y esos dos países son responsables por dos tercios de la exportación de cacao del mundo.

Eso, en la práctica, sería una sentencia de muerte a los chocolates de precio accesible.

Peces

¿Y alimentos más mundanos y que demandan menos cuidados, como peces y papas?

Bien, los peces están quedando menores por causa de la reducción del nivel de oxígeno en océanos cada vez más calientes. Y la absorción de dióxido de carbono está haciendo el agua salgada quedar más ácida, lo que dificulta el crecimiento de las cascas de mariscos.

Por lo tanto, peces u mariscos están menos carnudos.

Ya las papas tienen sufrido con las secas.

En el verano caliente de 2018 en el Reino Unido, la cosecha de papas disminuyó 25%. El tamaño de esos vegetales también cambió. Cada papa sufrió, en media, una reducción de 3 centímetros, segundo informaciones de la prensa británica.

Coñac, uisquí y cerveza

La industria de 600 años de coñac de Francia está en crisis. El aumento en las temperaturas está tornando las uvas dulces demás para ser destiladas. Los productores están desesperadamente en busca de substitutos adecuados, gastando millares de euros a cada año con investigación.

Pero el suceso de eses estudios hasta ahora tiene sido modesto.

Más al norte en el continente europeo, en Escocia, productores de uisquí también están ansiosos. El calentamiento global reduzco el fornecimiento de agua en razón del aumento de las secas.

En el verano pasado, varias destilarías fueron forzadas a suspender su producción por un mes por la falta de agua y meteorólogo alertan que eventos climáticos extremos tienden a tornarse más frecuentes.

La probabilidad de veranos calientes y secos en las islas británicas aumentó 30 veces en la comparación con la era pre-industrial, conforme el servicio nacional de meteorología.

Reino Unido e Irlanda ahora pueden esperar veranos extremos a cada ocho años. Puede parecer buena noticia para quién quiere pegar una playa, pero no para la producción de bebidas.

Eso mismo problema está afectando fabricantes de cerveza de la República Checa y de los Estados Unidos, que tienen sufrido con la escasez de agua provocada por secas.

¿No es problema mío?

Usted puede decir que ninguno de esos productos es esencial para su vida cotidiana. Pero recuerde que por atrás de los dramáticos cambios en la cadena global de alimentos, existen centenas de millares de personas que perderán sus empleos.

Además, los precios de alimentos aumentan cuando las cosechas fallan o producen menos. Escasez de comida puede fácilmente provocar crisis humanitarias que generan instabilidad política. Por lo tanto, el problema no se limita a la tasa de café de todo día o a aquello chocolate delicioso que usted come una vez por semana.

Fuente: BBC News
Texto traducido del portugués


Lea también