Noticias

06

Oct 2017

Siembra Directa: sistema conservacionista en perfeccionamiento

Publicado por

Inversiones en agricultura de precisión, pericia en la corrección de suelo, cultivares potentes, monitoreo de variables y manejo integrado de plagas vienen garantizando 5% de crecimiento medio en la productividad en la Hacienda Banhado Verde, a lo largo de los últimos diez años. Situada en el municipio de Faxinal dos Guedes, Oeste de Santa Catarina, la propiedad adhiero a la Siembra Directa en la década de 1980. Hoy día, son 800 hectáreas produciendo soya y maíz en el verano y 300 hectáreas de trigo en el inverno. Con estaciones climáticas bien definidas, inverno húmedo y topografía ondulada, la región cuenta con un régimen de lluvias regular que dispensa irrigación mecánica.

Característica importante del trabajo desarrollado en la labranza, los mixes de cobertura de suelo fueron introducidos con misturas simples hasta atingir el nivel actual de sofisticación. Además de todos los beneficios para el sistema, la práctica conservacionista también asegura la estabilidad productiva misma en años desfavorables. A la frente de la administración de la hacienda, Rodrigo Alessio, revela que el objetivo es trabajar con mixes de hasta 12 plantas porque la diversidad es la clave para la agricultura del futuro.

“A partir de 2007, pasamos a trabajar mixes de avena y nabo; avena, milleto y nabo; nabo y milleto. En los últimos dos años, aumentamos el número de especies para misturas de hasta cinco plantas: nabo, avena, altramuz, centeno y guisante. La introducción de los mixes fue sin duda un grande avanzo para la revitalización del suelo en todos los aspectos. Y aquí cabe un agradecimiento al amigo Ademir Calegari, un profesional que conoce, como pocos, plantas de cobertura al redor del mundo”, comenta.

Ingeniero agrónomo, el productor resalta aún que entre los múltiplos factores que afectan directamente la productividad de la labranza, el tenor de materia orgánica en el suelo despunta como principal. Entonces, el manejo practicado debe primar por las prioridades del sistema, buscando aumento del tenor de carbono en el suelo, maximización de la producción de biomasa, diversificación y ampliación del número de especies.

“Nuestras áreas se tornaron más resilientes a todos los tipos de estreses, sean ellos bióticos o abióticos. Eso nos permite estabilidad de producción y mayor tolerancia a veranicos. El más increíble de eso todo es que nuestras productividades tienen aumentado año pues año, y por otro lado, nuestros costos tienen declinado. Nuestras fertilizaciones son balizadas por la exportación de las culturas, solamente. El manejo de fósforo es hecho en el inverno, por ocasión de la sembradura del mix. Cabe aquí la salvedad, de que eso es adecuado para nuestro suelo, para nuestros tenores de nutrientes. En la sembradura de las culturas económicas, manejamos toda área sin desecaciones pre-siembra. Acoplamos un rollo faca en la frente de los tractores, que permite a nosotros manejar la cobertura en el mismo momento en que sembramos”, explica.

Otro factor de reducción de costos es la disminución de la cantidad de activos químicos en la siembra, que ya demuestra resultados promisores en poco tiempo de utilización de productos biológicos para controlar lagartas y chinches en las labranzas de soya y maíz.

Rodrigo reitera los beneficios potencializados por la sembradura multiespecies de cobertura vegetal, citando el incremento de biomasa y actividad microbiana, infiltración del agua y descompactación biológica, como factores fundamentales al equilibrio necesario para las culturas comerciales en sucesión expresar todo su potencial.

“En mix encontramos plantas de diferentes especies, que reciclan diferentes nutrientes, establecen interacciones simbióticas con diferentes hongos y bacterias, en fin, más biodiversidad enriqueciendo todo sistema. Tenemos aún un complexo de raíces actuando de forma diferente, en profundidades diferentes. Algunas plantas por presentar un sistema radicular más agresivo, rompen camadas más adensadas del suelo, buscando agua en regiones más profundas. Otras fijan nitrógeno del aire otras aún interactúan con hongos micorrízicos, mejorando la absorción de fósforo.”, explica.

Cultivo revolucionario

En la década de 1970, las dificultades encontradas en las tierras de la familia Alessio case causaron el abandono del negocio. El cultivo tradicional con arados y gradajes y las lluvias torrenciales causaban erosión y empobrecimiento del suelo. La solución llegó en 1981, año en que el patriarca, Carlos Alessio, estuvo en el primero Encuentro Nacional de Siembra Directa, en Ponta Grossa (PR). El nuevo y revolucionario sistema de cultivo rápidamente substituyó grades, arados y subsoladores por la rotación de culturas, cobertura permanente y mínimo revolvimiento del suelo, proporcionando el renacimiento de la propiedad.

“En el año de 1981, mi padre y un amigo visitaron la región de los Campos Gerais, por ocasión del Encuentro nacional de Siembra Directa. Lo que notaron allá cambio sus vidas completamente. Eso sistema de cultivo traído para Brasil por un catarinense visionario llamado Herbert Bartz, una de las mentes más iluminadas de esto país, y difundido por luminares como Nonô y Frank, cambió completamente la forma como me padre miraba la agricultura. En los campos de cultivo, donde hasta entonces se miraba suelo desnudo, pasaron a ser vistas exuberantes camadas de cobertura de avena y ryegrass. Los resultados no tardaron a surgir, productividades cada vez mayores y a costos menores, cambiaron sobremodo el perfil de la hacienda. Ya se pasaron más de 35 años de siembra directa. Me padre, aunque no tenga formación académica, es lo que se puede llamar de un hombre enamorado por la agricultura. Mismo sin formación siempre trabajó con un mirar más conservacionista, sensible y respectoso a las leyes de la naturaleza”, rememora Rodrigo.

Sobre la baja calidad de la Siembra Directa practicada en grande parte de las regiones de Brasil, Rodrigo considera las quedas abruptas de productividad, suelos sin capacidad de infiltración del agua, estéreles, sin actividad biológica y el retorno a la erosión, como fruto también de la influencia de los fabricantes de máquinas e implementos en el manejo de las propiedades.

“Infelizmente tenemos observado que el sistema siembra directa no está siendo desarrollado con calidad: poca palla, sembraduras con muchos revolvimiento de sulco y poca diversidad en el sistema. Pero el lado positivo de eso es que disponemos de herramientas para reverter esto cuadro. Nunca es demasiado recordar: cobertura permanente, mínimo revolvimiento, rotación de cultura, sucesión con mixes, manejo integrado de plagas y patógenos, raíz viva el tiempo todo en el suelo. Esto es el camino del cambio. Cambios para un sistema más tolerante a las intemperies del clima, cambio para un ambiente más vivo biológicamente, más seguro. Por fin, se no me falla la memoria tiene una frase de Russell Kirk, en el libro “La política de Prudencia” que dice, “nosotros somos anones en los hombros de gigantes, capaces de mirar un poco además de los antepasados apenas por causa de la grande estatura de aquellos que precederon a nosotros. Quiero con eso agradecer a los gigantes: Herbert Bartz, Nonô y Frank Dijkstra”, concluye Rodrigo.

Fuente: Boletín informativo Online FEBRAPDP – www.febrapdp.org.br – edición de 05 de octubre

Texto traducido del portugués



Lea también