Noticias

14

Dic 2017

Senado de Brasil aprueba programa para biocombustibles

Publicado por

El Senado brasileño aprobó en el último día 12 el Proyecto de Ley de la Cámara (PLC) 160/2017, que instituye la Política Nacional de Biocombustibles en Brasil, el RenovaBio. La iniciativa establece metas de reducción de las emisiones de gases causadores del efecto invernadero (GEE), alineadas con los compromisos del País en el Acuerdo del Clima de Paris, y crea el mercado de créditos de descarbonización, además de normalizar el proceso de certificación de biocombustibles. El texto sigue para sanción presidencial.
El programa fundamentase en dos metas principales. Una meta nacional, para los próximos diez años, es ecualizar la reducción competitiva y eficiente de la intensidad de carbono de la matriz y otra, individual, ligada a las distribuidoras, que, para comprobar el cumplimento de las metas, deberán comprar créditos de descarbonización (CBios), emitidos a crédito de las empresas productoras de biocombustibles. Eso modelo busca incentivar el uso de combustibles renovables y de menor intensidad de carbono, como el etanol, el biodiesel, el bioqueroseno y el biogás.
El RenovaBio no se restringe a las oportunidades de inserción del biodiesel y del etanol en la matriz energética. Existe oportunidades promisoras para la producción de otros biocombustibles, como el biometano, el bioqueroseno de aviación y el biogás.
La contribución de Embrapa
La investigación agropecuaria asume el papel de fuerte aliada en los compromisos de reducción de las emisiones de GEE en Brasil, sea en la generación de conocimiento o en la producción de activos tecnológicos importantes para la sostenibilidad del sector agropecuario.
Además, Embrapa, observando los objetivos estratégicos establecidos en su VI Plan Director, apoya el perfeccionamiento de políticas públicas alineadas a las demandas de mercado y del desarrollo rural.
En lo tocante al RenovaBio, la Empresa contribuyó efectivamente con su cuadro técnico y con conocimientos generados para la construcción del programa.
Embrapa Medio Ambiente (Jaguariúna, SP), conjuntamente con el Laboratorio Nacional de Ciencia y Tecnología de Bioetanol (CTBE), FEM/Unicamp y Agroicone, coordinó el desarrollo del referencial metodológico e instrumental para evaluación y certificación ambiental del RenovaBio. La Renovacalc, un tipo de calculadora que estimará la intensidad de carbono de los biocombustibles, está perfectamente alineada a los propósitos de certificación del programa.
Para la investigadora de Embrapa Medio Ambiente Marília Folegatti, que coordina el Grupo de Trabajo de Evaluación de Ciclo de Vida y Certificación del RenovaBio, la aprobación del PL 160/2017 en la Cámara y en el Senado fue talvez la más rápida de la historia reciente. “Eso puede ser atribuido al fato de ser una política de interés del País, realmente. La Embrapa pode participar de la construcción de esta política y continuará actuando intensamente en la nueva fase de reglamentación de la ley. El método y la herramienta de cálculo de la intensidad de carbono de biocombustibles serán detallados e inseridos en las resoluciones que tratarán del proceso de certificación y emisión de las notas de eficiencia energético-ambiental”, explicó.
Ya el jefe general de Embrapa Medio Ambiente, Marcelo Morandi, resaltó que el RenovaBio es una política pública que expresa bien el concepto de sostenibilidad, uniendo los aspectos económicos y ambientales de los biocombustibles, lo que traerá importantes impactos sociales, con la descarbonización de la matriz energética brasileña. “El programa crea un incentivo para el aprovechamiento de diferentes materias-primas, especialmente de biomasa, para la producción de biocombustibles. Eso traerá logros económicos y ambientales para toda la cadena productiva y beneficios para el consumidor y la sociedad como un todo. Es una política que promueve el gana-gana”.
Apoyo
La Embrapa ejecutó una importante acción institucional en la formulación del RenovaBio en cuanto política pública. Juntamente al apoyo técnico, la Empresa también dispensó una expresiva contribución en el ámbito de la articulación junto a los poderes Executivo y el Legislativo, por medio de la Asesoría Parlamentar – ASP, sector que coordina el proceso de relacionamiento institucional y gubernamental de Embrapa con las instituciones de eses poderes.
La ASP acompañó todo el proceso en el Executivo y en el Legislativo subsidiando, junto con el equipo técnica de Embrapa Medio Ambiente y aliados, los actores de los dos poderes para las tomadas de decisión sobre el PL. Conforme resaltó la investigadora Petula Ponciano de la ASP, el Proyecto de Ley del Renovabio experimentó un consenso raro en el Congreso Nacional. “No hubo oposición y la articulación transcurrió de forma muy técnica y rápida. Todo eso demuestra que la contribución para políticas públicas acontece en varias instancias y con diversos actores actuando”, explicó.
La tramitación del proyecto de ley puede ser encarada como un ejemplo de formulación de política pública, que movilizó agentes de la esfera federal, bajo la conducción del equipo del Ministerio de Minas y Energía – MME, con articulaciones con el sector privado y con instituciones de investigación, fato que propició la formatación de alianzas que condujeron  Embrapa hasta la efectiva creación y el desarrollo de la RenovaCalc.
La Embrapa coloca el mejor de su equipo técnica para contribuir y aumentar el desarrollo de la agricultura y de la sociedad brasileña. Y, de esa forma, también se hizo presente y actuante en la generación y facilitación de sus activos para apoyar la construcción del RenovaBio, siempre pautada por el robusto conocimiento técnico y científico.
En esto escenario, Embrapa puede ofrecer tecnología para la producción de biomasa con bajo impacto ambiental y herramientas que permitan evaluar el desempeño ambiental de las prácticas involucradas en estos sistemas. También promover y ejecutar acciones integradas de Investigación, Desarrollo e Innovación para rotas tecnológicas sostenibles, visando a la valorización de la biomasa nacional para el fortalecimiento sostenible de cadenas del agronegocio, con base en los conceptos de biorrefinería y de bioeconomía.
Por medio de sus portafolios de investigación, la Empresa tiene generado avanzos y consolidado tecnologías expresivas en la cultura de la caña-de-azúcar, de la soya y en otras biomasas energéticas. Se incluyen recomendaciones técnicas que pueden traer en el corto plazo, gañíos expresivos de productividad, competitividad y sostenibilidad para el sector sucroenergético, especialmente en áreas de expansión de la cultura, como en el Cerrado, y mismo para áreas tradicionales de cultivo de caña-de-azúcar.
Eso incluye tecnologías como la siembra directa y preparo reducido, el manejo de paja para cogeneración de bioelectricidad, el uso de inoculantes con bacterias fijadoras de nitrógeno, estrategias para aumento de la eficiencia del uso del agua y nutrientes, planeamiento de fertilización para aumento de productividad y mejoramiento genético de la cultura.
Como afirma el presidente de Embrapa, Maurício Lopes, “con todo esto esfuerzo en ID&I, la red Embrapa está preparada para auxiliar a promover la producción de energía renovable en el presente, y productos más sofisticados de la biomasa en el futuro”.

Fuente: www.embrapa.br

Texto traducido del portugués


Lea también