Noticias

01

Abr 2014

Proyecto de Embrapa estudia contaminación del diesel y del biodiesel

Publicado por

Factores que pueden alterar la calidad del biodiesel son objeto de un nuevo estudio de Embrapa Agroenergía. El foco de la investigación es el monitoreo de la calidad del biodiesel, desde la usina donde ello es producido hasta los puestos de combustibles, a fin de conocer mejor el comportamiento del combustible aislado y en mistura con el diesel. 

Para tanto, los científicos utilizarán las análisis exigidas por la Agencia Nacional de Petróleo, Gas Natural y Biocombustibles (ANP), además de desarrollar nuevas metodologías que permitan identificar adulteración, degradación y contaminación química y microbiana.
A partir de los resultados obtenidos, también serán desarrolladas estrategias para inhibir la acción de agentes responsables por la degradación, explica la investigadora de Embrapa Agroenergía y líder del proyecto, Itânia Soares. Una de las posibilidades es encontrar aditivos multifuncionais que puedan minimizar los procesos degradativos. 

Cadena productiva 

Problemas de calidad pueden afectar cualquier producto, inclusive los combustibles fósiles. Cuando eso acontece, surgen problemas como corrosión, obstrucción de filtros y bicos inyectores, además de otros daños en los motores de vehículos. El diesel de petróleo puede pasar por degradación química o microbiana así como el biodiesel. Esto, en lo en tanto, es más higroscópico, o sea, tiene mayor tendencia a retener humedad, favoreciendo el crecimiento de microorganismos. 

Factores como luz, calor y humedad también pueden comprometer la calidad del biodiesel, pues causan oxidación.
Para garantizar la calidad del biodiesel, son necesarias acciones en todos los puntos de la cadena, de la fabricación a la venda al consumidor final, pasando por la mistura, por el almacenamiento y por el transporte. Eso fue destacado por representantes del sector productivo, revendedores, institutos de investigación y gobierno en workshop sobre el tema realizado por Embrapa Agroenergía en agosto de 2012.

En aquello evento, las cuestiones relacionadas al almacenamiento del B5 (diesel con 5% de biodiesel) y al transporte en varios modales (carretera, ferroviario, fluvial y marítimo) fueron apuntadas como las que dificultan la manutención de la calidad del combustible.
En eso sentido, el equipo del proyecto de Embrapa Agroenergía colectará muestras en puntos de producción, transporte y distribución del biodiesel, además de puestos de revenda del B5. Para eso, contará con apoyo de la Unión Brasileña del Biodiesel y del Bioqueroseno (Ubrabio), del Sindicato Nacional de las Empresas Distribuidoras de Combustibles y de Lubrificantes (Sindicom), y de la Federación Nacional del Comercio de Combustibles y Lubrificantes (Fecombustibles). Las colectas serán hechas en el Centro-Oeste, región que respondió, en 2012, por alrededor de 45% de la producción nacional del biocombustible, de acuerdo con datos de la ANP.
Para monitorear problemas que pueden acontecer durante el almacenamiento, los investigadores instalarán en Embrapa Agroenergía réplicas de los tanques utilizados en las usinas para almacenar el biodiesel. Ellos evaluarán posibles alteraciones en el biocombustible a lo largo de 90 días, en el período de seca y en el lluvioso, para medir principalmente la influencia de la humedad en el proceso de degradación. 

Uno de los puntos de destaque del proyecto es el uso de técnicas avanzadas para buscar microorganismos contaminantes por el análisis del DNA. Con esa metodología, es posible identificar linajes no cultivables, que corresponden a cerca de 99% de la biodiversidad microbiana. 

Alianzas 

Las acciones de investigación hacen parte del proyecto “Desarrollo y validación de métodos innovadores para la garantía de la calidad del biodiesel y de sus misturas al diesel”, financiado por el Consejo Nacional de Desarrollo Científico y Tecnológico (CNPq). Además de Embrapa Agroenergía, participan del proyecto el Instituto Nacional de Tecnología (INT), la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG), la Universidad Federal del Rio Grande do Sul (UFRGS) y la ANP. La duración prevista para el estudio es de tres años. 

 

Fuente: Embrapa Agroenergía – www.embrapa.br/cnpae 

Texto traducido del portugués

 


Lea también