Noticias

23

Sep 2019

“Producción de Naturaleza”: una posible respuesta a la crisis ambiental

Publicado por

La convivencia entre actividades económicas con la preservación de ecosistemas, que tiene por objeto la llamada “Producción de Naturaleza”, es defendida en libro que presenta caminos para detener la devastación ambiental por medio de mayor diálogo entre el conservacionismo y los negocios.

“Producción de Naturaleza – Parques, Rewilding y Desarrollo Local”, escrito por el biólogo español Ignacio Jiménez Pérez, presenta un manual, con ejemplos concretos de todos los continentes, sobre como producir naturaleza y conservar la biodiversidad en el siglo 21.

“Es preciso dejar de hablar de conservacionismo como algo aislado de la producción”, afirmó Pérez, en el lanzamiento del trabajo, en São Paulo, en la víspera, señalando respuestas a las crisis ambientales como las recientes vividas por el Brasil.

Para Pérez, que inició sus trabajos conservacionistas en 1996, en Costa Rica, actuando 20 años después en África del Sur, el libro es un llamado a la acción y de direcciones en un momento en que hasta países como China preparan anuncios para una agenda climática.

Según ellos, los movimientos en las próximas décadas serán importantes para mitigar los problemas ambientales provenientes de la actuación humana en el planeta.

Con relación a Brasil, dijo el biólogo en la ponencia del lanzamiento de la publicación, en la casa de Teresa Bracher —entusiasta de la causa, con proyecto conservacionista en el Pantanal—, las noticias recientes sobre las quemadas en la Amazonia, revelaron que el país “vive un terrible paradojo: pues tiene una mayor biodiversidad y la peor imagen ambiental del mundo”.

A pesar de eso, él evalúa que Brasil tiene “gran oportunidad” para revertir esa imagen de “destruidor de la Amazonia”, siguiendo ejemplos de “producción de naturaleza”, algo que podría ayudar inclusive a garantizar mercados que están preocupados con posiciones ambientales más radicales del gobierno de Jair Bolsonaro.

Pérez citó como ejemplos de “Producción de Naturaleza” reservas naturales de Mata Atlántica mantenidas por la Sociedad de Investigación en Vida Salvaje y Educación Ambiental (SPVS), además de la iniciativa Alto Pantanal, en área próxima a la Sierra de Amolar, donde Teresa Bracher desarrolla un proyecto en sus tierras, que incluye escuelas para comunidades carentes en las márgenes del Rio Paraguay.

En el libro, explica que “Producción de Naturaleza” está en el centro de un diagrama que envuelve los ecosistemas, la llamada Economía Restaurativa, a partir del ecoturismo, además de las comunidades rurales y de los parques.

“El concepto de Producción de Naturaleza hace sentido cuando las áreas naturales (de propiedad pública, privada o comunitaria), con todas sus especies nativas…, pueden ser vistas con facilidad, actuando como espectáculos naturales que sirven de base para una industria de ecoturismo…”, escribió Pérez, destacando que eso genera una nueva economía restaurativa, beneficiando las comunidades locales que van a colaborar para la buena manutención de las áreas naturales.

“Producción y conservación tienen que dialogar, tienen que caminar juntas, de manos dadas, la conservación beneficia la producción y vice-versa, y el mundo tiene que ser diversificado, tiene que tener de todo, producción de naturaleza, producción de lechuga, producción de granos, producción de carnes, es eso”, dijo ella, a Reuters.

Para el director-ejecutivo de la conservacionista SPVS, Clóvis Borges, el libro de Pérez apunta caminos para el país dejar la crisis ambiental para atrás.

“Esa falta de buen sentido común abrió espacio…De la crisis, puede salir la oportunidad”, dijo.

Fuente: Informativo Online Ubrabio – Edición del 19 de setiembre


Lea también