Noticias

04

Sep 2018

Piscicultura en reservatorio tiene poca influencia en las emisiones de metano

Publicado por

Las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEE – Sigla en Portugués) provenientes del sector agropecuario es hoy un grande tema en discusión, despertando en el medio científico la necesidad de conocerse prácticas productivas que sean menos impactantes.

La acuicultura no huye a la regla y debe dedicarse a comprender como contribuye en el  proceso de mitigación de sus contribuciones y como se encaja entre las demás cadenas productivas.

El reciente estudio publicado por Embrapa conjuntamente con investigadores del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) reveló que actividades de producción de peces en tanques red en el Reservatorio de Furnas tiene un impacto menor a lo que se previa en la influencia de emisión de metano.

El estudio de caso mostró que las emisiones de CH4 son más influenciadas por las características de los reservatorios que propiamente aquellas derivadas directamente del sistema de producción de peces. El principal impacto en la emisión de metano fue asociado más específicamente a la seca extrema, debido a la reducción del área alagada, que en la región evaluada ocurre principalmente de julio a noviembre, en consecuencia de la estación seca y de crisis recurrentes del agua en periodos de sequía.

Eso fue un factor importante para que los científicos concluyesen que áreas de reservatorio con padrones muy distintos de variaciones de profundidad a lo largo del año deben ser evitadas en la selección de áreas favorables para actividades de piscicultura.

Los investigadores también concluyeron que para considerar el abordaje de la acuicultura y su influencia sobre los cambios climáticos, existe la necesidad de continuidad de las investigaciones, una vez que la búsqueda por respuestas convive con la amplia diversidad del sistema de producción acuícola y aún con las distintas características biogeoquímicas de los reservatorios tropicales.

Las amuestras fueron obtenidas en el periodo de agosto de 2013 a noviembre de 2014, en una área de control sin producción de peces y con áreas con piscicultura que variaron en su volumen de producción y fueron realizadas en el ámbito del Proyecto Furnas y con continuidad en el Proyecto BRS-Aqua.

El estudio también tuvo apoyo y acompañamiento de la Secretaría Especial de Acuicultura y de la Pesca de la Secretaría-General de la Presidencia de la República.

Por ser inédito del estudio trae informaciones vitales a la cadena

Conforme explicó uno de los autores, el becario de DTI-A del CNPq, vinculado al proyecto BRS Aqua, Marcelo Gomes da Silva el estudio es inédito en Brasil y de grande importancia para el entendimiento del real impacto de la creación de peces en tanques red. “Actividades agropecuarias como la bovinocultura tiene sido muy cobrada debido a la alta emisión de GEE. Las informaciones sobre las emisiones de GEE asociadas a la cadena productiva de peces aún son escasas y no permiten comparación con las principales cadenas productivas de proteínas animales“.

Gomes resalta aún que la cuantificación de la emisión de metano obtenidas en esto estudio demuestran que factores ambientales pueden influenciar en las emisiones de CH4 de la creación de peces en tanques red.

Ya la investigadora de Embrapa Medio Ambiente Fernanda Sampaio, también autora del artículo y responsable en Embrapa por la articulación institucional de aliados para la Red Nacional de Investigación y Monitoreo Ambiental de la Acuicultura en Aguas de la Unión, apunta que los datos obtenidos son el inicio de una serie de levantamientos que acontecerán en los diversos ambientes de producción, incluyendo áreas marinas con la malacocultura (cultura de molusco).

Aún segundo ella, “los datos publicados ya demuestran la necesidad de conocer más profundamente la dinámica de los GEE en la piscicultura en tanques red y la posibilidad de la acuicultura presentarse como alternativa de producción de carnes con baja emisión de carbono. Permitiendo aún que la acuicultura se incluya en la Política Nacional sobre Cambio del Clima”.

Para la jefe adjunta de Transferencia de Tecnología de Embrapa Medio Ambiente, Ana Paula Packer, “la mínima influencia de la piscicultura en tanques red es el punto de partida de una secuencia de estudios que tendrán como objetivo mensurar la huella de carbono de la producción de proteína de pez en Brasil. Para eso, es necesario el mapeo de las emisiones de GEE, en función de los diferentes reservatorios existentes en el país.”

Fuente: Embrapa Medio Ambiente – www.embrapa.br
Texto traducido del portugués


Lea también