Noticias

14

Dic 2018

Minas Gerais fortalece investigaciones y estimula producción de bioqueroseno para aviación

Publicado por

Con foco en la sostenibilidad ambiental y en permanente debate con aliados públicos y privados, el Gobierno del Estado de Minas Gerais tiene investido en acciones para fortalecer la investigación y preparar el estado para transformarse en grande productor de bioqueroseno a partir de la macaúba (Acrocomia aculeata).

Esa palmera nativa de las forestas tropicales — que tiene fuerte presencia en el norte y en el sudeste del Brasil — va se mostrando, en las investigaciones, como la materia-prima ideal para transformar el estado de Minas Gerais en grande productora de bioqueroseno, capaz de atender empresas del sector aéreo.

La energía siempre fue imprescindible al desarrollo de las economías.  Sin embargo, en los últimos años, los modelos tradicionales de energía, incluyendo la fósil, fueron siendo cuestionados por los investigadores, que científicamente demostraron daños al medio ambiente con reflejos directos al efecto invernadero. Con eso trabajo, en las últimas décadas, se aumentaron las alternativas renovables, eficientes y menos contaminantes para generación de energía.

En eso contexto, hubo progresos significativos con la alianza que culminó con firma de dos convenios articulados por la Secretaria de Estado de Desarrollo Económico, Ciencia, Tecnología y Enseñanza Superior (Sedectes), firmados por la Compañía de Desarrollo de Minas Gerais (Codemge) y Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de Minas Gerais (Fapemig) con la Universidad Federal de Minas Gerais (UFMG).

El primero convenio de R$2,2 millones, firmado por la Codemge y UFMG, publicado en 11 de julio, destinase a la adquisición de los equipamientos para el primero laboratorio brasileño de certificación para queroseno fósil y bioqueroseno. La compra ya se encuentra en andamiento obedeciendo a los principios de la legislación. En cuanto el segundo convenio, publicado en 7 de noviembre, explicó con respecto a la compra y instalación de la planta-piloto con presupuesto de R$1.982.352,90. Aunque, aun es preciso aguardar la liberación del recurso para iniciar el proceso de compra.

Segundo el director de Modales Logísticos de la Sedectes y coordinador del Plan de Desarrollo de la Plataforma Minera de Bioqueroseno y Renovables, Carlos Malta, los recursos de los dos convenios llegan la case R$4,2 millones en dos etapas de la alianza.

“Minas Gerais presenta condiciones que tornan el estado muy atractivo para el desarrollo de la cadena del bioqueroseno para aviación (BioQav). La agroindustria posee vetaja competitiva y se extiende por todo el territorio, que posee características geográficas y climáticas ideales para el desarrollo de diversas culturas con potencial bioenergético necesario para la cadena de valor”, argumenta Malta.

Inmediatismo e innovación en la América del Sur

Toda la estructura prevista en los convenios hará parte del Laboratorio de Ensayos de Combustibles (LEC-UFMG) del departamento de Química de la universidad, cuyas investigaciones son coordinadas por la profesora Vânya Márcia Duarte Pasa. Segundo ella, los convenios significan mucho, tanto para la investigación de los biocombustibles, cuanto para los servicios tecnológicos destinados a las empresas.

“La primera parte de los recursos está siendo investida en infraestructura para análisis y certificación de la calidad de los combustibles para aviación, involucrando los fósiles y los alternativos de forma completa, algo inédito en Brasil y en la na América del Sur”, explica Vânya Pasa. Ella recuerda que la primera fase del laboratorio de certificación fue iniciada hace tres años con la participación de la fabricante de aviones Boeing, que aportó recursos en el proyecto.

Con los recursos de la Codemge fueron adquiridos 13 equipamientos lanzados recientemente en el mercado mundial. Todos complementarán lo que existe en el LEC, siendo algunos de esos instrumentos, únicos en Brasil. La expectativa es que los instrumentos de certificación estén en el laboratorio de la UFMG hasta el inicio de 2019.

A partir de ahí habrá implantación de las metodologías, calibración, elaboración de los procedimientos operacionales, entrenamiento del equipo y participación en programas de intercomparación de resultados de la American Society for Testing and Materials (ASTM), lo que durará todo el año de 2019. Posteriormente, el LEC pide acreditación de los ensayos al Instituto Nacional de Metrología, Calidad y Tecnología (Inmetro), de acuerdo con la norma ISO/IEC 17025, esencial a un mercado global, como el de la aviación.

El laboratorio minero tiene experiencia de case 20 años en análisis de combustibles, posee acreditación en la norma ISO 17025, que garantiza credibilidad internacional para atender demandas de Brasil y del exterior, bien como apoyar grupos de investigación y órganos de fiscalización en el sector de aviación.

“Los nuevos equipamientos permitirán acelerar el desarrollo de investigaciones en todo el país en el área de bioqueroseno, una vez que eso biocombustible requiere parámetros de calidad rígidos y difíciles de ser alcanzados”, observa la investigadora.

Recursos de la Fapemig costearán la planta

La planta-piloto proyectada será fundamental en la atracción de inversionistas interesados en producir bioqueroseno en Minas Gerais, pues a partir de ella será posible testar procesos y generar datos para unidad de mayor porte, pre-industrial o industrial. La unidad será más un pase para el desarrollo de tecnologías nacionales y, mismo de pequeño porte, el equipamiento demora meses para ser fabricado, transportado e instalado.

La instalación de la planta aún no tiene cronograma definido, pues los recursos aún precisan ser liberados por la Fundación de Amparo a la Investigación del Estado de Minas Gerais (Fapemig) para que sea acertada la encomienda de abastecedores en el exterior. Mismo así, las especificaciones técnicas están siendo discutidas para que haga agilidad tan logo la plata esté disponible.

“Esperamos utilizar la planta-piloto para las investigaciones de nuestro grupo y facilitarla a empresas e investigadores de otras universidades, con compartimiento de los costos de manutención o de insumos. Tenemos una Ley de Innovación que permite cotizar esta infraestructura, lo que deberá atraer desarrollo económico para Minas Gerais”, aposta Vânya.

Carlos Malta, responsable por mantener el grupo de aliados mineros unidos por el proyecto, refuerza que la expectativa del gobierno es ampliar la estructura del laboratorio de la UFMG — que concentra la inteligencia — para ampliar investigaciones y al mismo tiempo atraer grandes inversionistas en la fabricación del bioqueroseno en escala industrial. “Así, Minas camina para atender el mercado de la aviación comercial. La empresa Gol Líneas Aéreas, por ejemplo, ya se comprometió con la compra de todo el bioqueroseno a ser producido en el estado”, afirma.

Fuente: SEDECTES
Texto traducido del portugués


Lea también