Noticias

04

Oct 2018

Metodología de evaluación de impacto de políticas públicas es testada en el Pantanal

Publicado por

La construcción del método que será una opción para evaluar el impacto de la actuación de Embrapa en la elaboración de políticas públicas está en andamiento en el Pantanal. Una equipe de investigadores conversó con 134 pescadores artesanales en cinco ciudades de Mato Grosso del Sur habilitados a recibir el auxilio-defeso – un beneficio volteado a garantizar el sustento de esos pescadores y a conservar las especies de peces durante la piracema, cuando no se puede pescar – para registrar su percepción sobre el papel de Embrapa en el establecimiento de esa política pública.

“La Embrapa siempre trabajó con políticas públicas”, afirma la analista Marlene de Araújo, de la Secretaría de Desarrollo Institucional (SDI), que coordina las actividades. “En 2014 y 2015, hicimos un diagnóstico más apurado sobre la contribución de la Empresa en esa área. Encontramos una cuantidad inmensa de resultados”. En eso intervalo de dos años, el estudio identificó más de 100 políticas públicas que contaron con la contribución de Embrapa en cuestiones ambientales, sanitarias, animales, vegetales, sociales, económicas y otras áreas.

“En principio, debemos analizar la contribución de Embrapa para políticas públicas en aquellas áreas en que la Empresa esté trabajando hace, en el mínimo, cinco años. Estamos orientando las Unidades a organizar una base de datos sobre el tema – puede hasta ser en una página en la intranet que reúna el proyecto, deposite los pareceres, informes, encuentros, contenidos de las capacitaciones, los decretos de leyes que surgieron de esas políticas, las notas técnicas y otras informaciones relacionadas para crear un histórico. Vamos evaluar la efectividad, el proceso de transformación generado por la política. Es una mejora en nuestro desempeño institucional”.

En el Pantanal

Marlene y los investigadores Agostinho Catella y Aiesca Pellegrin, de Embrapa Pantanal, discutieron indicadores, el contexto de la política de pesca en la región y cuáles fueron las contribuciones de la Unidad para su desarrollo como forma de construir la metodología de análisis. “La gente está en la segunda fase, que confirmará esa percepción del pescador: se el periodo de defeso y el  establecimiento de los tamaños mínimos de captura tuvieron impacto en su renta, en el alimento de la familia, se constituyó un aprendizaje nuevo sobre el ambiente en que ello vive y se mantiene el recurso para el futuro”, afirma la analista.

“La Unidad fue seleccionada por tener un histórico de 20 años de datos en el Sistema de Control de la Pesca de MS, que reúne informaciones como el número de pescadores en la región, el grado de esfuerzo de pesca y las especies de mayor importancia económica y nutricional”, describe Marlene. Utilizando los datos de esa serie histórica, Embrapa Pantanal contribuyó para el establecimiento de varias legislaciones involucrando la actividad, los pescadores y la conservación del ambiente.

Histórico de la política

En relación al seguro-defeso, la contribución de Embrapa aconteció principalmente por medio de estudios sobre el periodo de reproducción y tamaños mínimos de captura de los peces migratorios de la Cuenca del Alto Paraguay. “La pesca en la región fue monitoreada por un periodo largo, atestando se la actividad alteró o no la dinámica biológica en el río. El fato de tener un sistema de monitoreo de ambiente ya es considerado un indicador funcional”, explicó la analista de la SDI.

“Las entregas que hicimos son fruto de investigaciones realizadas desde 1980 aproximadamente, cuando comenzaron los estudios de tamaños mínimos, definición del periodo de reproducción y periodos de captura de las especies migratorias”, relata Agostinho Catella. Los estudios fueron realizados principalmente en las cuencas de los ríos Miranda y Aquidauana, evaluando especies como pintado (Pseudoplatystoma corruscans), cachara (Pseudoplatystoma fasciatum) y curimbatá (Prochilodus lineatus). “El foco era la reproducción. Queríamos saber en qué época esos peces se reproducían, con qué tamaño mínimo y cual el grado de fecundidad. Eran informaciones importantes que precisaban ser producidas en la región”.

Cuando los datos fueron publicados, el investigador cuenta que Embrapa Pantanal avisó a los órganos de gestión estadual y federal – en la época, la Secretaría Estadual de Medio Ambiente y el Ibama. Esos datos auxiliaron a establecer los periodos de defeso en el estado y, posteriormente, a implantar el seguro-defeso en 2003, asegurando un salario mínimo para los pescadores imposibilitados de actuar en función de la piracema.

El proceso

La encuesta elaborada por los investigadores fue repasada y discutida con los entrevistadores capacitados. “Queremos entender como la sociedad percebe la actuación de Embrapa y cómo esa actividad impactó la vida de esos profesionales”, afirma Aiesca Pellegrin. “Como unidad eco-regional, tenemos una naturaleza de producto diferente. Muchas de nuestras tecnologías son volteadas a la conservación ambiental. Estamos trabajando para elaborar una metodología que contemple eso tipo de entrega”, afirma la investigadora.

Entre las informaciones colectadas están el lucro medio generado por la actividad y cuales instituciones el entrevistado considera involucradas, de alguna forma, en la implantación del seguro. El entrevistador Lorran Lucas describe algunas características comunes a los pescadores con quien conversó. “Aquí en la zona urbana, ellos precisan migrar y acampar por varios días en los ríos para trabajar. En la época del defeso, ellos complementan la renta como autónomos, servicios de albañil, pintores, hacen servicios generales de limpieza, plantan y venden alimentos”.

Próximos pases

Marlene resalta que el proceso de entrevistas levanta demandas futuras para esa política y la comunidad. “Se ellos no pudiesen más pescar, ¿lo que harían? ¿Ellos precisarían de capacitación? ¿Cambiarían de ciudad, de actividad? Estamos haciendo una prospección de cuanto eso profesional es capaz de adaptarse a cambios y lo cuanto ello es vulnerable”, explicó la analista. Además de los beneficiarios, la percepción de los aliados también debe ser evaluada por la metodología en desarrollo.

Para Agostinho, la actuación de Embrapa en el subsidio a la creación y a la implantación de políticas públicas en todo el País es fundamental para la sociedad. Sin embrago, existe dificultad en mensurar esa contribución por cuenta de su carácter difuso y amplio y por el largo periodo necesario para evaluar su impacto real. “Podemos considerar el desarrollo de esa metodología como un marco en la Empresa. Eso coloca las políticas públicas en el radar de Embrapa, dando a ellas la importancia que merecen”.

Marlene resalta que es importante incluir en el análisis se el beneficio generó aprendizaje para los individuos que o reciben. “Por eso utilizamos investigaciones de opinión”, afirma. “Eso ayudará en el futuro, cuando Embrapa fuera llamada a construir políticas junto al poder público”. A partir de agosto, las respuestas de los cuestionarios serán reunidas y analizadas para embazar el desarrollo de la metodología en Embrapa.

La metodología

Eso método fue desarrollado para hacer evaluación de resultados e impactos junto a aliados, líderes de grupos de interés y beneficiarios de políticas públicas. Por medio de estudios de datos primarios, entrevistas y aplicación de cuestionarios, buscase respuestas para calificar a entrega de Embrapa y su capacidad de solución del problema de política pública.

La utilización del método tiene los objetivos de medir el resultado o efecto de la entrega de Embrapa para una política pública específica, servir de conocimiento para mejora de acciones futuras y establecer relación de causalidad entre las políticas públicas y las alteraciones de las condiciones sociales, ambientales y económicas de un determinado territorio.

Para el supervisor de Políticas Públicas de la Secretaría de Inteligencia y Relaciones Estratégicas (Sire), Marcos Françozo, la diversidad de las contribuciones de Embrapa pode necesitar de más discusión interna y del estudio de otros casos para subsidiar el desarrollo de la práctica institucional de evaluación de las contribuciones.

El supervisor recuerda que la adopción de esa metodología no es obligatoria para toda la Empresa. “Es una óptima oportunidad de entender cómo se da el impacto de un tipo de contribución, inserida en un momento institucional en el cual la contribución de la Embrapa la políticas públicas está siendo pensada como un todo, a lo largo de todas las fases del ciclo de la política”, afirma.

Fuente:  www.embrapa.br
Texto traducido del portugués


Lea también