Noticias

27

Oct 2014

Investigación, producción e industria contribuyen para protagonismo de Brasil en la caficultura mundial

Publicado por

El consumo anual de café en Brasil es uno de los que más crece mundialmente, especialmente en las últimas dos décadas, de acuerdo con la Asociación Brasileña de la Industria de Café (Abic), aliada del Consorcio Pesquisa Café, coordinado por Embrapa Café. En 1990, el consumo interno brasileño era de 8,2 millones de sacas y, en 2013, atingió 20,1 millones de sacas de 60 quilos. 

Esos números tornan el País el segundo mayor consumidor mundial, debiendo llegar a la primera posición en los próximos años, al superar los EUA.

A partir de 1997, instituciones de investigación, enseñanza y extensión crearon el Consorcio Pesquisa Café y generaron tecnologías innovadoras que también contribuyeron, directa e indirectamente, con el esfuerzo de la Abic, en los últimos 25 años, para elevar el consumo en el País, además de otros beneficios generados para los Cafés de Brasil. La unión de esfuerzos de la investigación con la producción (más de 285 mil caficultores), en sintonía con la industria torrefadora, permitió desarrollar cultivares de café cada vez más productivas y mejores, lo que tiene permitido sucesivos récords de la caficultura brasileña de aumento de producción, exportación y consumo interno. 


 Segundo el gerente general de Embrapa Café, Gabriel Bartholo, el pilar central del fornecimiento de materia prima de calidad para las industrias de tostado y molienda son los productores rurales que adoptan las tecnologías generadas por la investigación. “Los trabajos de investigación son fundamentales para la diversificación, mejora de la calidad y aumento de la productividad de las labranzas. Así, es imprescindible una alianza entre investigación agronómica, productores e industria para la mejora de la calidad y agregación de valor al producto, en sintonía con las demandas de mercado”, explica Bartholo. 

 Todo que es Puro es Mejor. Inclusive su Café – Para los próximos años, visando incrementar aún más el consumo de café, de forma que el País también se torne el mayor consumidor mundial, la Abic lanzó campaña de marketing “Todo que es Puro es Mejor. Inclusive su Café”. La campaña asocia el concepto de pureza, calidad, aroma y sabor del café, a emociones puras, como cariño, amistad, amor y alegría, presentes en la memoria afectiva de las personas. Vehiculada nacionalmente en diversos medios de comunicación, visa a la valorización de los programas de certificación de la entidad, con destaque para el Selo de Pureza, lanzado hace 25 años y hasta hoy activo y consistente.

Segundo el director ejecutivo de la Abic, Nathan Herszkowicz, la mejora de la calidad y la ampliación de la oferta de productos innovadores y diferenciados contribuyeron para eso incremento en la producción y consumo. Para ello, tales avanzos tiene influenciado el perfil del consumidor en el País. “Sin duda alguna, la contribución de la investigación tiene sido la de mejorar las cultivares de café e incrementar la sostenibilidad y la productividad. 


Eso amplía la oferta de granos mejores, lo que permite a la industria perfeccionar la calidad tanto de los cafés tradicionales cuanto de los conceptuados cafés superiores y gourmets”.
Selo de Pureza ABIC (SPA) – Lanzado en agosto de 1989, el Selo de Pureza ABIC fue la primera certificación del área de alimentos y bebidas. Su creación fue una respuesta de la entidad a los consumidores que, en meados de la década de 1980, estaban abandonando el hábito de tomar café por acreditar que el producto puro era exportado y que el brasileño solo consumía cafés de baja calidad, impuros o con misturas – conforme constatado en investigación de opinión. 

El objetivo, desde el inicio, es el monitoreo continuo de las marcas para inhibir la acción de empresas que adulteran sus productos. El Programa continua siendo fundamental para el combate a la fraude y a la comercialización de cafés de baja calidad y con alto porcentual de impurezas. Hasta octubre de 2014, el Selo de Pureza de la Abic monitoreó 454 empresas y 1152 marcas. 

Programa de Calidad del Café (PQC) – En 2014, segundo la Abic, 102 empresas hacen parte del Programa de Calidad del Café. Hasta octubre de esto año, 545 marcas de café fueron certificadas. De esas, 148 son productos clasificados como gourmet, 127 de calidad superior y 270, tradicional. En 2000, las marcas estaban volteadas apenas para café tradicional, sin esa diferenciación de calidad. 

Otros programas de la Abic – Lanzado en 2006 y colocado en práctica en 2007, el Programa Cafés Sustentables (PCS) certifica el café desde la producción, beneficiamiento, hasta la industrialización. En octubre de 2014, son 12 empresas participantes y 48 marcas certificadas. La base del programa está en la alianza con productores de cafés certificados. Fue creado un reglamento único de certificación que observa todos los requisitos de sostenibilidad y garantía de origen de los granos en las haciendas y en el proceso industrial, incluyendo atención a las buenas prácticas de fabricación y evaluación de la calidad global del producto. La pretensión es ampliar las alianzas con la industria, entidades certificadoras nacionales e internacionales, caficultores y sus cooperativas para fornecer mayor dimensión al programa. 

Existe también el Círculo del Café de Calidad (CQC), nuevo proyecto para diferenciar los mejores establecimientos y promover el café de alta calidad. Hasta octubre de esto año, 45 empresas se unieron al proyecto, que reúne, bajo los mismos propósitos, cafeterías, casas de café, restaurantes, hoteles y otros establecimientos. El objetivo es atender a la demanda creciente de cafés de calidad por los consumidores, educar para el consumo de cafés de mejor calidad, consolidar el segmento de cafés gourmet y especiales y agregar valor en toda cadena productiva. 

Conozca tecnologías y publicaciones técnicas del Consorcio Pesquisa Café, Embrapa Café, ABIC y las campañas en los links abajo:
http://www.consorciopesquisacafe.com.br/
https://www.embrapa.br/cafe
http://www.abic.com.br 

 

Fuente: www.embrapa.br/café

Texto traducido del portugués

 


Lea también