Noticias

10

Oct 2017

Instituto ATÁ invita Embrapa para ser aliada del proyecto Fruto

Publicado por

El Instituto ATÁ, del chef Alex Atala, está lanzando la iniciativa “Fruto – Las Posibilidades de Alimentar el Mundo”, un evento internacional y multidisciplinar para discutir la alimentación y generar subsidios para la sostenibilidad del sistema agroalimentar. “Ningún lugar del mundo puede hablar mejor de alimentación en grande escala que Brasil, y no podemos hablar de alimento en Brasil sin involucrar la Embrapa”, comentó Atala durante reunión con el investigador Maurício Lopes, presidente de Embrapa, en el último día 9, en Brasília.

El Fruto está previsto para acontecer en los días 26 y 27 de enero, en São Paulo, y la idea es involucrar bien más que el congreso en sí. Para el evento, que debe contar con 100 participantes internacionales y otros 200 invitados de Brasil, Atala pretende reunir “las más variadas cadenas” involucradas con el tema alimentación para pensar en alternativas que puedan valorizar la producción de los pequeños productores y reconectar la población urbana con el alimento, entre otras acciones para utilizar más a biodiversidad brasileña en la alimentación. “Queremos discutir alimentación en grande y pequeña escala, y transmitir para el mundo todo ver a través de la internet”.

Atala pretende que el Fruto sea un grande acontecimiento anual y consiga ser referencia global en discusiones sobre alimentación. “Austin, en Texas, hace anualmente un grande festival de tecnología y criatividad”, comenta él. “El Brasil puede hacer el mismo con alimentación”, enfatiza el chef, para quién el País tiene potencial para ganar mercado valorizando y posicionando mejor los sabores de su biodiversidad.

Para Lopes, “la conexión alimentación, cultura y biodiversidad representa una riqueza fabulosa” para la agricultura brasileña avanzar aún más en sostenibilidad y también conseguir ofertar productos alimenticios únicos derivados de sus millares de especies endémicas con posibilidades de uso en la alimentación. “La Embrapa tiene una visión contemporánea de agricultura y alimentación. No es colocar cerca de alambre farpado alrededor de la biodiversidad lo que queremos. Es preciso valorizar, caracterizar y usar la biodiversidad”, explica. Por eso, segundo él, Embrapa está dispuesta a discutir la alianza con el Instituto ATÁ, con foco en la búsqueda de nuevos sabores y aromas, en la valorización de los productos de la biodiversidad, en la investigación de nuevos ingredientes, de entre otras frentes de actuación. “Todo en línea con el objetivo estratégico de Empresa, de promover la integración de los conceptos de alimentación, nutrición y salud, explorando la ligación del alimento con la cultura y las tradiciones, además del placer y bien estar asociados a una gastronomía contemporánea, ligada a la riqueza biológica de nuestro país”, afirmó.

Centro de Gastronomía y Biodiversidad

Los representantes del Instituto ATÁ y de la Embrapa discutieron también las posibilidades de fortalecer las investigaciones con especies nativas de la Amazonía y el potencial de acciones conjuntas a partir de la creación del Centro Global de Gastronomía y Biodiversidad, en Belém (PA). El proyecto del centro incluye el museo del alimento, escuela superior , restaurante, laboratorio de alimentos y feria del productor, en el ámbito de un parque temático del alimento a ser localizado en el Parque Estadual del Utinga, una área de 5 mil hectáreas de foresta urbana, localizado al lado de Embrapa Amazonía Oriental.

“El mundo todo tiene una imagen mental de la Amazonía, pero nadie conozco el sabor, y biodiversidad cuando la gente prueba, gana valor”, enfatiza Atala. Para Atala, el Cerrado también merece un centro en los mismos moldes. “El ideal sería un centro de gastronomía y biodiversidad para cada bioma”, comenta.

“La mayoría de la población desconoce cupuaçu (Theobroma grandiflorum), bacuri (Platonia insignis) y otros frutos de la  Amazonía, pero eso no me causa extrañeza. Asustador es la población desconocer un árbol de naranja sin frutos”, comenta. Segundo el chef, la reconexión del ser humano con el alimento es necesaria para la sostenibilidad de toda la cadena y traerá impactos positivos tanto en la valorización de los alimentos producidos en pequeña escala cuanto contribuirá para la reducción del desperdicio de alimentos. “Tengo la convicción que la mayor red mundial de conexión con las personas no es la Internet, es el alimento”, explicó Atala.

Desperdicio de alimentos

Al tomar conocimiento de la campaña Sin Desperdicio, iniciativa conjunta de Embrapa, WWF Brasil y FAO, el chef Alex Atala comentó que el consumidor precisa aprender a “comer, cocinar y servir como ciudadano”. Atala defiende, entre otras acciones, involucrar niños y jóvenes en aulas de culinaria y fortalecer programas de educación nutricional.

Participaron también del encuentro Roberto Smeraldi, presidente del Instituto ATÁ; Luiz Camargo, coordinador del proyecto ATÁ; Lidio Coradin, director nacional del proyecto Biodiversidad para la Alimentación y Nutrición (BFN); Cleber Soares, director-ejecutivo de Transferencia y Tecnología de Embrapa; Adriano Venturieri, jefe-general de Embrapa Amazonía Oriental; Warley Nascimento, jefe-general de Embrapa Hortalizas; Renato Rodrigues, presidente del Consejo Gestor de la Red ILPF e investigador de Embrapa Suelos; además de asesores y representantes de Unidades Centrales.

Alex Atala

Más que un chef reconocido internacionalmente y dono del premiado restaurante D.O.M, Atala es un empresario dedicado a la gastronomía brasileña que tiene se destacado como liderazgo comprometida con la sostenibilidad, la defesa de la naturaleza t de la Amazonía y a la valorización de los ingredientes de la biodiversidad nacional. El Instituto ATÁ fue creado en 2013, fundado por Atala y un equipe multidisciplinar que reúne fotógrafos, empresarios, publicitarios, un antropólogo y un periodista. Tiene como propuesta reunir proyectos para estructurar cadenas productivas y buscar ingredientes de una cocina que no sea solamente buena de comer, pero saludable para quién hace, para quién come y para quién produce.

Otro paso en su búsqueda por la valorización de los ingredientes nacionales fue la creación de una línea de productos Retratos del Gusto, volteada al consumo consciente. Una variedad inédita de mini arroz producida conjuntamente con el productor Francisco Ruzene del Vale do Paraíba, frijol-guandu, granolas brasileñas y harinas especiales ya están siendo vendidas en mercados y emporios de todo Brasil.

Fuente: Embrapa – www.embrapa.br
Texto traducido del portugués


Lea también