Noticias

11

Abr 2019

Compostaje mejora productividad de labranzas en el Nordeste

Publicado por

Investigaciones realizadas en la Región Nordeste por Embrapa indican que el uso de compuesto orgánico, producto generado en el proceso de compostaje, trae beneficios económicos y ambientales. En la siembra de maíz, fue capaz de generar un aumento de hasta tres mil quilos por hectárea en la producción del grano sin la fertilización, comparándose al cultivo tradicional hecho por agricultores con baja capacidad de investimentos.

De acuerdo con el investigador de Embrapa Meio-Norte(PI) Henrique Antunes, eso es un valor interesante comparado a las medias de producción en Ceará, por ejemplo, que acostumbran ser abajo de mil quilos por hectárea. Para las áreas de capim-elefante para corte, el incremento de la producción es de cerca de 20% en los primeros dos cortes, cuando el compuesto es la única fuente de nutrientes de la capinera. Las investigaciones fueron hechas en los campos experimentales de Embrapa Caprinos e Ovinos, en Sobral (CE).

Es bueno para mudas y áreas degradadas

El compuesto orgánico beneficia también la producción de mudas, cuando empleado en la formación de substrato. Experimentos mostraron que ello también es útil en la recuperación de áreas degradadas por facilitar una grande cantidad de materia orgánica, que actúa en la mejora de las condiciones físicas del suelo. Otra ventaja es la reducción en la aplicación de fertilizantes minerales en el suelo, disminuyendo costos de la producción y promoviendo el ciclado de nutrientes, o sea, el retorno de esos elementos para el sistema por medio de la descomposición de materia orgánica e incorporación al ambiente durante el ciclo de producción de las plantas.

La materia orgánica es fuente de energía para microrganismos importantes para la agricultura. Ella ayuda a mejorar la estructura y el alejamiento del suelo. Además, su capacidad de almacenar agua contribuye para la retención de potasio, calcio, magnesio y otros nutrientes en formas disponibles para las raíces, protegiéndolas del lavaje por el agua de las lluvias o de la irrigación.

Investigaciones indican aún que algunos productos de descomposición de la materia orgánica tienen efecto hormonal o estimulante para el desarrollo de las raíces de las plantas. Investigadores de Embrapa Caprinos e Ovinos(CE) vienen trabajando desde 2010 con compostaje como alternativa para reaprovechamiento de insumos para la agricultura.

Destino para 47 mil toneladas anuales de residuos

En las creaciones de caprinos y ovinos, mucho común en las propiedades nordestinas, los residuos pueden tornarse un importante insumo, reduciendo costos de producción con preservación del ambiente. Segundo datos do Centro de Inteligencia y Mercado de Caprinos y Ovinos da Embrapa, el Brasil posee un rebaño de cerca de 28,2 millones de cabezas de esos animales y 520 frigoríficos y matadero registrados en el Ministerio de la Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (Mapa).

De eso total, aproximadamente 71% se encuentran en la Región Nordeste, o sea, cerca de 20 millones de cabezas y 62 frigoríficos. Estudio realizado por técnicos de Embrapa estima que los procesos de creación y abate de los animales generan cerca de 47 mil toneladas de residuos por año en Brasil que, sin tratamiento adecuado, pueden causar severos daños ambientales y a la salud pública.

Fuente:  www.embrapa.br
Texto traducido del portugués


Lea también