Noticias

10

Oct 2018

Científicos alertan que es llegada a hora de contener el calentamiento global

Publicado por

Temporadas de calor extremo, extinción de especies, inundación de ciudades en el litoral, pasaje de ciclones intensos, crises en la producción agrícola. La lista de los impactos que serán causados por el aumento de la temperatura global es extensa, y estamos en el momento decisivo para evitar buena parte de ellos. Es el que defienden los mayores especialistas del asunto en informe divulgado ayer, durante reunión del Panel Intergubernamental sobre Cambios Climáticos (IPCC, órgano de las Naciones Unidas para el asunto), en Incheon, en Corea del Sur.

El documento es tratado como el último alerta para que consigamos evitar una catástrofe climática. Un desafío, segundo los autores, que dependerá de transformaciones “rápidas” y “sin precedentes” en sectores-clave de la economía, como energía, industria e infra-estructura. “Es un balance lúcido y difícil: la política de los pequeños pasos no basta. Se no actuar ahora, seguiremos por un mundo en que estaremos siempre administrando crisis. La buena noticia es que existen acciones en curso en el mundo, pero ellas precisan ser aceleradas para haber transiciones suaves. La verdadera pregunta es esta: ¿estarán las personas dispuestas a actuar y habrá bastante voluntad política colectiva?”, cuestiona Valérie Masson-Delmotte, directora de investigación de la Comisión de Energías Alternativas y Energía Atómica de Francia y una de los 91 científicos que firmaron el informe.

Basado en más de 6 mil estudios, el documento de 400 páginas nombra los numerosos impactos a ser enfrentados por el planeta caso la temperatura suba más de 1,5°C, considerando los niveles pre-industriales, y trae sugestiones de medidas capaces de evitarlos o amenizarlos. Caso el calentamiento “continúe creciendo en el ritmo actual” por culpa de las emisiones de gases de efecto invernadero, habrá aumento de las temperaturas mundiales de 1,5ºC entre 2030 y 2052, muestra el documento. En eso nivel, por ejemplo, el nivel del mar aumentará entre 26cm y 77cm hasta 2100 y habrá queda en la productividad del maíz, del arroz y del trigo.

Aumentar más 0,5°C en eso nivel, llegando a 2°C, tendrá consecuencias aún peores a la humanidad. Ondas de calor harán parte de la rutina de la mayoría de las regiones, y el ecosistema de 13% de la superficie terrestre será alterado, entre otros impactos (Vea arte). “Cada pequeño episodio de calentamiento adicional importa, sobre todo porque superar el 1,5ºC aumenta el riesgo de cambios profundos o hasta irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas”, resalta Hans-Otto Pörtner, copresidente del IPCC.

Para especialistas, el informe innova al mostrar que eso medio grado puede hacer diferencia, y que, al contrario de lo imaginado, los 2°C no son un límite seguro. “Es chocante como un calentamiento de 2°C es más impactante que el de 1,5°C. Así como los escenarios de baja emisión no son todos iguales. Hará diferencia el momento en que las emisiones comenzaren a cair”, explicó Roberto Schaeffer, del programa de pos-grado e investigación de ingeniaría de la Universidad Federal del Rio de Janeiro (Coppe/UFRJ), y editor revisor de uno de los capítulos del documento.

Foco en energía

También co-presidente del panel, la surafricana Debra Roberts acredita que el documento es un “llamado a la coordinación” de los países, con directrices para lo que precisa ser implementado. “El informe da a los representantes políticos la información de que ellos precisan para tomar decisiones para luchar contra los cambios climáticos sin olvidar de las necesidades de las poblaciones. Los próximos años serán los más determinantes de nuestra historia.”

Los especialistas insisten, principalmente, en cambios, ya que el carbón, el gas y el petróleo son responsables por 75% de las emisiones. Entre las principales medidas (Vea cuadro) está la queda de 45% de las emisiones de gas carbónico hasta 2030, considerado los lanzamientos de 2010. Además, el ritmo de reducción debe mantenerse para que, en 2050, el mundo atinja la neutralidad de carbono, cuando dejará de emitir más gas carbónico en la atmosfera de lo que puede retirar.

También es recomendado que las energías renovables pasen de 20% al 70% de la producción de electricidad hasta meados del siglo, y que la participación del carbón prácticamente desaparezca. Aún de acuerdo con el informe, para que esas y otras medidas sean adoptadas, son necesarios investimentos anuales de US$ 2,4 trillones entre 2016 y 2035. El valor equivale a 2,5% del PIB mundial, y los autores resaltan que el valor debe ser colocado en perspectiva con un costo aún mayor caso los cambios no sean implementadas.

Existen recursos

Jim Skea, del Imperial College de Londres, acredita que existen condiciones científicas para mantener el aumento en 1,5ºC. “Las leyes de la física y de la química permiten eso, así como las tecnologías, el cambio de los modos de vida y los investimentos. El último, y sobre lo que los científicos no pueden responder, y se es posible política e institucionalmente. Enviamos el mensaje a los gobiernos, demos las pruebas. Ahora, es con ellos.”

La Alianza de los Pequeños Estados Insulares, que presionó por la meta de aumento de hasta 1,5ºC en el Acuerdo de Paris, pidió “a las naciones civilizadas que tomen sus responsabilidades aumentando sus esfuerzos para reducir las emisiones”. “El informe muestra que resta solamente una oportunidad muy pequeña para evitar daños impensables para los sistemas climáticos. Los historiadores observaron esas conclusiones como un momento-clave en la historia de los hombres”, explicó Amjad Abdula, representante de los pequeños países insulares.

¿Lo que hacer?

Confiera las medidas sugeridas por especialistas de las Naciones Unidas para evitar cambios sin precedentes en el planeta en razón del calentamiento global

» Para permanecer en una variación máxima de 1,5ºC, se debe invertir la evolución de las emisiones de CO2 antes de 2030 de manera significativa: menos 45% hasta 2030, en relación al nivel de 2010

» Hasta 2050, es necesario llegar a la neutralidad de carbono: dejar de emitir más gas carbónico en la atmosfera del que se puede retirar

» Otras emisiones, como metano y hollín, también deben ser reducidas, aunque menos prioritarias que la de CO2, una vez que son menos persistentes

» Energías renovables deben pasar de 20% a 70% de la producción de electricidad hasta meados del siglo, en cuanto la participación del carbón debe case desaparecer

» La demanda por energía debe cair y la eficiencia energética, aumentar

» La industria deberá reducir las emisiones de CO2 de 75% a 90% hasta 2050, en comparación con 2010, en el caso de aumento de 1,5°C. En el caso de 2°C, el porcentaje recomendada varía de 50% al 80%

» El transporte deberá pasar a usar energías de bajo carbono: 35% al 65% en 2050, contra menos de 5% en 2020

» Serán necesarios investimentos anuales de US$ 2,4 trillones entre 2016 y 2035 para la transformación de sistemas de energía

“Es un balance lúcido y difícil: la política de los pequeños pasos no basta. Se no actuar ahora, nosotros seguiremos a un mundo en que estaremos siempre administrando crisis”

Fuente: Diario de Pernambuco
Texto traducido del portugués


Lea también