Eventos

12

Jul 2017

Tierras cultivables continuarán en expansión en Brasil y en Argentina

Publicado por

Brasil y Argentina continuarán a registrar aumento en sus tierras cultivables (“crop land”) en los próximos diez años, al mismo tiempo en que áreas agrícolas utilizadas (“agricultural land use”) seguirán a disminuir en términos globales. Esas proyecciones constan del “Informe de Perspectivas Agrícolas 2017-2026”, elaborado por la Organización para Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y por la FAO, la agencia de la ONU para Agricultura y Alimentación.

En los últimos diez años, los dos países de América del Sur ya tuvieron la más fuerte expansión de tierras cultivadas del mundo. Los aumentos fueron de 10 millones de hectáreas en Brasil y de 8 millones en Argentina, de acuerdo con el informe. Para la próxima década, la proyección es que el ritmo de expansión de las tierras para cultivos sea similar en los dos países, lo que garantirá a ambos un papel estratégico aún mayor en el fornecimiento global de alimentos.

En otros grandes productores agrícolas donde las áreas de cultivo aumentaron en la última década, la previsión es de queda, en parte por causa del comportamiento esperado de los precios de las commodities. Las mayores reducciones deberán acontecer en los Estados Unidos y en la Unión Europea, también en consecuencia de la urbanización, de la reforestación y conversión permanente de pastajes en áreas agrícolas.

Entre 1960 y 1993, las tierras de uso agrícola aumentaron de 4,5 billones de hectáreas para 4,9 billones en el mundo. En los últimos diez años, en lo en tanto, disminuyeron cerca de 62 millones de hectáreas. Y esa tendencia debe persistir, pero en menor ritmo, para algo alrededor de 24 millones de hectáreas. Más de la mitad de las tierras agrícolas, incluyendo tierras arables y pastajes, está localizada en diez países, con las mayores áreas distribuidas en China, en los EUA y en Australia.

Cerca de 70% de las ti erras agrocultivables son usadas como pasto, pero la conversión de pastajes degradadas en áreas agrocultivables está crescendo. Los cereales ocupan 42% de las tierras cultivadas globalmente, en cuanto 14% son destinados a oleaginosas, 4% la raíces y tubérculos, 2% al algodón y otros 2% para las materias-primas destinadas a la producción de azúcar, segundo el informe. Los otros 36% son alocados para pulses (frijol, lentilla etc), frutas y vegetales.

En el escenario previsto por el nuevo trabajo de la OCDE y de la FAO, Brasil deberá superar los Estados Unidos como el mayor productor de soya del planeta. En el país, la producción de la oleaginosa, segundo el informe, deberá crecer 2,6% al año hasta 2026, en cuanto en los EUA el avanzo deberá ser de 1% al año. En Argentina, por su vez, el ritmo de crecimiento, en el caso del grano, está proyectado en 2,1% al año. La soya es el carro-jefe del agronegocio brasileño.

Aún conforme el informe de FAO y OCDE, la producción mundial de carnes podrá ser 13% mayor en 2026 que entre 2014 y 2016, un ritmo de crecimiento más acelerado que en la década pasada. La participación de Brasil y de los EUA en las exportaciones totales deberá aumentar para 44% – o sea, los dos países responderán por case 70% del crecimiento de las vendas externas en el período.

De acuerdo con el informe publicado ayer, el Brasil también se consolidará aún más en el liderazgo de la producción global de azúcar y deberá representar, al fin de la próxima década, por 48% de las exportaciones mundiales. OCDE y FAO prevén recuperación en el segmento, después severos problemas financieros que abalaron usinas, inclusive en el Centro-Sur brasileño, en los últimos años. Los órganos apuntan, como señal de recuperación, más investimentos en la renovación de plantación de cañas.

Fuente: Periódico Valor Económico
Texto traducido del portugués


Lea también