Artículos

06

Jul 2018

 Políticas públicas de estímulo al biodiesel en Brasil

Publicado por

Igor Ferreira Bueno (ASAQ/FINEP, ibueno@finep.gov.br), Luís Felipe Maciel de Souza (DAGN/FINEP, lfmaciel@finep.gov.br), Marcos Antônio Cruz Barros (DAGN/FINEP, mbarros@finep.gov.br), Michel do Carmo Zandberg (DAGN/FINEP, mzandberg@finep.gov.br)

El tema biocombustible tiene sido bastante debatido en la actualidad, en virtud del estímulo a las fuentes de energía más limpias en substitución a las energías fósiles (escasez del petróleo y acción prejudicial al medio ambiente). Los biocombustibles son combustibles de origen biológica, fabricados a partir de diferentes tipos de vegetales, como maíz, soya, mamona (Ricinus communis), canola, palma aceitera, sorgo, de entre otros. La basura orgánica y estiércol de animales también pueden ser usados para la fabricación de biocombustible. El bioetanol, el biodiesel y el carbón vegetal son los principales productos para el país, considerando producción y consumo nacionales. Demás biocombustibles, como el biometanol, biobutanol, bioéter, biogás, gas de síntesis, combustible sólido derivado de residuos – CDR, biopellets y biomasas lignocelulósicas diversas para quema directa en calderas y hornos (cascas de arroz, de soya, paja de trigo, etc.), son producidos nacionalmente, pero la producción aún no alcanzó volumen expresivo el suficiente para afectar el mercado como un todo. En Brasil, el biodiesel es predominantemente producido a partir de la soya, siendo otras fuentes aún de poca relevancia en la producción total del País. En 2015, la producción fue de 3,9 billones de litros, totalmente absorbida en el mercado nacional para componer la mistura con el diesel de origen fósil (MME, 2016).

Trabajo presentado en el 6° Congreso de la Red Brasileña de Tecnología de Biodiesel y 9º Congreso Brasileño de Plantas Oleaginosas, Aceites, Gorduras y Biodiesel.

Fuente: Boletín online Ubrabio – www.ubrabio.com.br – Edición de 06 de julio de 2018
Texto traducido del portugués

 



Lea también