Artículos

22

Nov 2017

Información Estratégica – Brasil 2100: ¿es posible mirar tan lejos?

Publicado por

Elaine C. Marcial, especialista en Escenarios Prospectivos e Inteligencia Competitiva

Para responder a esa pregunta tenemos que tener un entendimiento del que es “mirar tan lejos”. Se fuera imaginar uno o varios escenarios posibles la respuesta es sí. Pero se fuera para intentar hacer una previsión, la respuesta es no. Eso porque se no tenemos condiciones de afirmar, con certeza, como será amaña, cuanto más de aquí a 83 años.

En lo en tanto, sería difícil utilizar los métodos tradicionales de construcción de escenarios para construir imágenes en un horizonte tano distante, visto que, hasta mismo las tendencias de peso existentes actualmente, probablemente no se mantendrán como tendencias en un horizonte tan distante. El proceso tendría que ser más creativo, usando la imaginación para construir esa visión de futuro. Un proceso que sea capaz de romper con las amarras del presente y ejercer una imaginación similar a la de los niños cuando crean mundos y personajes cuando juegan.

Por ejemplo, en 2010, cuando mi nieta estaba con 5 años pregunté cómo sería el futuro y ella respondió: “vamos volando para todo lugar sin avión, crearé mis juguetes en casa, entenderé todo que todos hablan, mismo los diseños que hablan diferente y todos vamos pasar más tiempo juntos”.

¿Ustedes consiguen imaginar eso futuro? Máquinas voladoras para cortas distancias; impresoras 3 D, imprimiendo los juguetes y todo más; traducción simultánea; y reducción de la jornada de trabajo. ¿Será que el futuro será mucho distante do que ella imaginó?

¿Pero para que serviría mirar tan lejos?

Muy simples, para imaginar, por ejemplo, salidas para la crisis actual. Cuando conseguimos salir de dentro del problema y analizamos ello por el lado de fuera, las soluciones emergen. En 2100, podremos estar hasta pasando por una crisis, pero ciertamente no será la misma vivida hoy. Los desafíos serán muy diferentes. Además, mirando para horizontes distantes conseguiremos también mirar lo que será realmente importante y tendremos condiciones de abandonar proyectos del pasado para investir en lo que será importante en el futuro y, así, resolver efectivamente los problemas actuales saliendo del looping de que nos lleva a correr el tiempo todo atrás del perjuicio.

Sin embargo, para mirar horizontes tan lejos tenemos que tomar algunas precauciones, como por ejemplo:

Chequear se estamos siendo realmente creativos. El uso de nuestra imaginación es clave, pero, algunas veces podemos desarrollar puntos ciegos y caer en la armadilla de la proyección de situaciones en el presente o de la realización de simulaciones de esas situaciones, repitiendo, así, el mismo modelo existente hoy que podrá no existir o se viable en el futuro. Piense: ¿se proyectar el mundo de 1924 para 2017, los ciudadanos de aquella época serían capaces proyectar el mundo que vivimos hoy? En 1924 ni se imaginaba, por ejemplo, la existencia de la internet, no hacia parte ni de los proyectos del Departamento de Defesa americana, cuna de la internet.

Desprenderse del momento actual. Procuren no quedar presos a los problemas que enfrentamos hoy, pero imaginar cómo nuestras necesidades serán atendidas en el futuro, independientemente del existente hoy.

Imaginar historias de futuro que auxilien en el proceso decisorio. Recuerden el tiempo todo que nuestro objetivo no es acertar lo que acontecerá, pero imaginar posibilidades de futuro que nos ayuden a hacer apostas. Apostas esas con foco en el futuro que nos ayude a resolver o eliminar problemas existentes hoy.

Chequear se la imagen al respecto del futuro es pasible de ocurrencia. Mismo siendo un proceso creativo, donde la imaginación debe fluir y posibilitar vislumbrar rupturas, esas rupturas deben ser pasibles de ocurrencia en el horizonte temporal. A pesar de la grande expansión de las TIC y de la banda larga, será posible afirmar que toda la población mundial tendrá acceso a internet en 83 años. Estudios estiman que probablemente hasta 2050 toda población residente en el área agrícola de los países desarrollados tendrá acceso a internet. Hoy ellos no tienen. Estiman también que, probablemente mitad de la población mundial también tendrá acceso a internet hasta 2050. Segundo estudios, la falta de acceso à energía eléctrica, a computadores o smartfone y el analfabetismo, inclusive digital, son factores que impiden tal avance. Logo, para que toda la población mundial tenga acceso a las TICs, tendremos que resolver eses otros problemas también. ¿Existen tiempo y recursos suficientes para tal? Recuerden, las historias deben ser consistentes y coherentes, caso contrario pierden credibilidad y no auxiliarán en el proceso decisorio y, principalmente de investimento.

Tener sensatez. No podemos olvidar de la sensatez. Recuerden que la tecnología puede avanzar, pero cambios en el comportamiento humano son cuestiones más difíciles y muchas veces llevan tiempo para que el cambio ocurra. Por ejemplo: ¿será que en 83 años o mismo en 100 años el crimen desaparecerá? ¿La corrupción no más existiría?

Mostrar la evolución de los acontecimientos. Mismo siendo algo que no existe hoy, es importante describir como se pasó de la situación actual para la futura. Existe necesidad de mostrar que eso es posible, mismo que para eso tengamos que desarrollar nuevo conocimiento. Los filmes de ficción científica hacen eso mucho bien.

Tomar cuidado con las tecnologías existentes hoy que tienen grande fuerza y amplitud de uso, principalmente las que presentan señales de sustitución. Por ejemplo, las tecnologías que soportan las telecomunicaciones están migrando para las de las redes de comunicación, siendo así, ¿en 83 años aún tendremos sistemas de telecomunicación como conocemos hoy funcionando? El uso del petróleo como combustible está siendo cuestionado y en varios países sufriendo proceso de sustitución. ¿Será que en 2100 ello continuará como principal combustible a ser utilizado por los medios de transportes?

Estar atento cuanto a los actores. Tomen mucho cuidado con los actores, sus responsabilidades o “deber ser”, pues pueden alterarse en horizontes distantes y sus funciones pueden, inclusive, desaparecer, lo que acarrearía la inexistencia de eso actor en el futuro. Entretanto, otros que no existen hoy en día o poseen poco poder de actuación podrán tornarse protagonistas en el futuro. Recuerden que muchas profesiones existentes hoy dejarán de existir y otras que ni imaginamos estarán en amplía expansión. Por ejemplo, en 1924 ninguna persona sabría decir lo que sería lo que haría un operador de telemarketing y en el futuro, probablemente, eso profesional no más existirá y ningún conseguirá describir sus actividades. O mismo cuestionar: ¿tendría gente que ejercía esas funciones?

No hacer uso de observaciones vagas. Ustedes están contando una historia, logo el lector debe ser capaz de imaginar el futuro y de crear esa imagen. Se la redacción fuera vaga no será posible imaginar.

Utilizar los verbos en los tiempos verbales del pasado y del presente. Tomen cuidado con el uso de los verbos, ustedes ya están en el futuro, logo los verbos deben ser escritos en el pasado y en el presente. Nunca en el futuro o en el condicional. Eviten también el uso de expresiones como: probablemente, existe chances etc. Recuerden que como las historias al respecto del futuro son contadas a partir del futuro, los eventos ya acontecieron, logo no existe duda cuanto su ocurrencia. Son historias y no previsiones lo que estamos escribiendo.

Describir relaciones de causa y efecto que hagan sentido y chequear esas posibilidades. Tomen cuidado con las relaciones de causa y consecuencia. Recuerden que el ambiente es complexo y cuanto más avanzamos, más complexo ello tornase, pues tenemos más conocimiento sobre ello. Al alterar el curso de los acontecimientos, tendremos que analizar los impactos en las demás variables visto que el mundo, o cualquier tema que fuera crear imágenes al respecto del futuro comportasen como un sistema complexo.

Fuente: http://elaine-marcial.blogspot.com.br/2017/11/brasil-2100-e-possivel-olhar-tao-longe.html
Texto traducido del portugués


Lea también