Artículos

14

May 2019

Como evitar la compactación en integración agricultura-pecuaria

Publicado por

Alvadi Antonio Balbinot Junior, investigador de Embrapa Soja

En Brasil, en general, la producción de granos viene siendo realizada en sistemas  de  producción poco diversificados, como, por ejemplo, las sucesiones soya/maíz segunda cosecha, soya/mijo y soya/trigo. Los sistemas integrados de producción, especialmente la integración agricultura-pecuaria (ILP), se constituyen en la principal estrategia para aumentar la diversificación, focando en la reducción de impactos ambientales y en el aumento de la productividad, estabilidad y rentabilidad – intensificación sostenible. Para tanto, el sistema debe ser conducido siguiendo las indicaciones técnicas, a fin de obtener la sinergia entre las culturas de granos y los pastos que componen el sistema de producción. Una de las preocupaciones de productores que utilizan la ILP es la compactación superficial del suelo manejado en sistema siembra directa (SPD), en razón del pisoteo impuesto por los animales en pastoreo directo. La compactación altera la estructura del suelo, aumenta la resistencia mecánica al crecimiento de raíces y reduce la porosidad total, la macro-porosidad, la disponibilidad de agua y de nutrientes, la infiltración de agua y la difusión de gases en el perfil del suelo, pudiendo reducir significativamente la productividad de las culturas.

Inicialmente, es importante aclarar algunos puntos en relación a la compactación que puede ser generada por el pisoteo de bovinos:

  • El aumento de la resistencia a la penetración (compactación) debido al pisoteo generalmente ocurre de 0 al 10 cm de profundidad. Como los bovinos presentan patas con aproximadamente 10 cm de diámetro y 60 a 100 cm2 de área superficial, no es esperado observar compactación por pisoteo abajo de 10 cm de profundidad, excepto cuando el suelo se encuentra muy suelto o con humedad muy alta. En esa condición, el suelo presenta baja resistencia y las fuerzas aplicadas en la superficie penetran en profundidades un poco superiores a 10 cm.

  • La compactación superficial debido al pisoteo puede ser revertida naturalmente, principalmente en razón de ciclos de secado y humedecimiento. Además, el crecimiento de raíces de las culturas y pastados es mayor en la camada superficial, auxiliando en la descompactación biológica del suelo. Eso comportamiento puede ser visualizado en los resultados de investigación en que, en el final del ciclo del pastado a resistencia a la penetración en la camada superficial fue mayor en los tratamientos con pastoreo, pero, al final del ciclo de la soya sembrada en sucesión esa diferencia no fue más observada.

Formas para reducir la compactación superficial

La principal forma para reducir el efecto del pisoteo sobre la compactación del suelo en ILP es el adecuado manejo del pasto (adecuada oferta de forraje), pues esa práctica afecta varios factores ligados a la compactación del suelo. En la práctica, el productor rural debe regular la carga animal para mantener el pasto en la faja indicada de altura de plantas, evitando tanto el sub-pasteo (sobra/desperdicio de forraje) cuanto el súper-pasteo (pastaje rapada). Cada especie forrajera tiene una indicación de altura adecuada de pasteo, la cual varía en función de las características morfofisiológicas de cada especie. Un problema bastante común en áreas de ILP es el súper-pasteo, principalmente en épocas con condiciones climáticas desfavorables, que reducen la producción forrajera.

En una situación de adecuada oferta de forraje, los animales precisan dislocarse menos para consumir la cantidad de forraje necesaria a su mantención y producción, reduciendo la frecuencia de carga sobre el suelo u, consecuentemente, la compactación y disminuyendo la cantidad de energía gasta por los animales en dislocamiento. Un pastaje manejado correctamente permite que parte de la presión ejercida por el pisoteo sea disipada por la parte aérea de las plantas, que funciona como una especie de amortiguador, minimizando la compactación. Además, pastos bien manejados permiten aumento de la macro-fauna del suelo, como corós (Phyllophaga triticophaga) y lombriz, agentes importantes para mantener la calidad del suelo.

En lo en tanto, la consecuencia más relevante del adecuando manejo del pasto sobre la reducción de la compactación digo respecto al mayor crecimiento de las raíces de los pastos cuando mantenidas en alturas indicadas de plantas. Eso ocurre porque el pasteo moderado estimula el crecimiento radicular en relación a la ausencia de pasteo o súper pasteo. El proceso de crecimiento y senescencia de raíces – que es natural en el pasto – promueve descompactación biológica relevante, mejorando la calidad del suelo como un todo.

Cuando el pasto es manejado siguiendo a altura indicada de plantas existe crecimiento vigoroso de raíces, con formación de agregados grumosos con tamaños que varían de 1 a 4 cm, con baja cohesión y alta actividad biológica, lo que indica una buena estructura y ausencia de compactación limitante al crecimiento de las culturas sembradas en sucesión. Por otro lado, cuando existe súper-pasteo – exceso de carga animal – existe poco crecimiento de raíces, con predominio de agregados mayores que 7 cm y pocos indicios de actividad biológica, indicando compactación excesiva.

Adicionalmente, otras prácticas también son relevantes para minimizar la compactación decurrente del pisoteo en sistema ILP, cuáles sean:

  • Implantación de los pastos, anuales o perennes, con uso de sembradoras o vía sobre sembraderas en las culturas de granos, sin uso de grades. Eso es importante porque el suelo movilizado por grades posee menor resistencia a las presiones mecánicas ejercidas, aumentando la compactación. Explicase que uno de los fundamentos del SPD es la mínima movilización del suelo.

  • Uso de fertilización en los pastos. Pastos fertilizados poseen mayor capacidad de crecimiento de raíces y parte aérea, aumentando la descompactación biológica por el crecimiento radicular y disipando parte de la energía del pisoteo en la parte aérea de las plantas. Eso es uno de los principales puntos a ser mejorados en sistema ILP en Brasil, una vez que la mayoría de los pastos es conducido sin fertilización de manutención, lo que limita la productividad y la calidad de la forraje, además de reducir la persistencia.

  • En la implantación de las culturas de granos, usar sembradoras equipadas con varas en detrimento de discos. Esa práctica es importante para romper la camada superficial del suelo (0 a 10 cm) que puede presentar alta densidad en decurrencia do pisoteo.

  • Uso de consorcios de especies forrajeras complementares, con alto potencial de producción de raíces y parte aérea. Esa estrategia es relevante para aumentar la producción de forraje durante la fase de pastaje y, al mismo tiempo, incrementar la producción de raíces y la descompactación biológica del suelo. En la región subtropical de Brasil, un ejemplo de consorcio entre especies forrajeras es avena-negra + raigrás, mucho usado en el otoño/inverno, antecediendo las culturas de granos de verano. En la región tropical, un ejemplo es el consorcio de especies de braquiaria con variedades de Panicum maximum.

La asociación de las prácticas presentadas promueve la manutención o mejoría de las condiciones físicas del suelo manejado en SPD e ILP, que permiten la obtención de altas productividades, con adecuada conservación del suelo y del agua.

Artículos originalmente publicado en la Revista “A Granja” mayo/2019

Fuente: Informativo Online Federación Brasileña de Siembra Directa e Irrigación
Texto traducido del portugués


Lea también